Noticias
GOBIERNO ARGENTINO EVALÚA APERTURA DEL PUENTE SAN ROQUE
La Dirección Nacional de Migraciones, que es el organismo encargado de controlar el ingreso y egreso de personas en todos los pasos de frontera del país vecino, está evaluando una apertura escalonada de todas las fronteras que fueron cerradas en el mes de marzo para evitar la propagación de casos de coronavirus, reportó el portal digital ELTERRITORIO

14/11/2020


comparte TWITTER TWITTER

Después de ocho meses en los que las fronteras sólo estuvieron habilitadas para el ingreso de mercadería o de argentinos que quedaron varados en el extranjero, ahora el gobierno nacional está avanzando en el diseño de una apertura escalonada de esas fronteras.

Esa nueva normalidad en las fronteras genera entusiasmo y preocupación en Misiones.

Entusiasmo porque la actividad turística de la provincia, que depende de la llegada de visitantes de otros países, necesita subir sus persianas para volver a trabajar. Preocupación porque hasta este momento Misiones pudo controlar la pandemia en su territorio y la llegada de turistas de otras provincias y del extranjero, significan más posibilidades de brotes de contagios.

“Estamos trabajando con el gobierno de Misiones con el objetivo de abrir las fronteras terrestres con Brasil y Paraguay, que fueron cerradas para evitar el crecimiento de casos de coronavirus, pero aún no tenemos una fecha exacta de cuándo podría suceder”, señaló a El Territorio la titular de la Dirección Nacional de Migraciones, Florencia Carignano.


La funcionaria nacional explicó que “las fronteras ya comenzaron a abrirse, en una primera etapa a través de los servicios aéreos que llegan al aeropuerto internacional de Ezeiza y del servicio por buques que conecta con Uruguay. Ahora estamos avanzando con todas las provincias que tienen pasos fronterizos en sus territorios para decidir cuándo y cómo podría reactivarse el tránsito de personas por esos lugares”.

Según explicó Carignano, “la idea es priorizar el cuidado de la salud de todos los habitantes de nuestro país, es decir, no vamos a hacer nada que ponga en riesgo la situación epidemiológica de ninguna jurisdicción. Pero también sabemos que las fronteras no van a quedar cerradas para siempre, por eso estamos abocados a ver dónde se puede abrir y con qué protocolo sanitario”.

Por ahora los únicos pasos habilitados -para el ingreso de ciudadanos de los países limítrofes de Argentina, que son Chile, Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay- son el aeropuerto internacional de Ezeiza ubicado en la provincia de Buenos Aires, y la terminal fluvial de Buquebus en la ciudad de Buenos Aires. La idea del gobierno nacional es avanzar durante los meses de noviembre y diciembre en la apertura de otros pasos internacionales y ampliar la posibilidad de que no sólo puedan ingresar ciudadanos de los países limítrofes, sino también de otros lugares del mundo.

En ese sentido la titular de la Dirección Nacional de Migraciones dijo que “la decisión que tomemos obviamente será el resultado de un trabajo en equipo que estamos haciendo con las provincias, porque por ejemplo en el caso de Misiones, cuando se decida habilitar los puentes internacionales que nos unen con Paraguay y con Brasil, tiene que estar organizado un protocolo que permita dicho tránsito pero que no afecte el estado epidemiológico de la población local”.

Carignano destacó que “la reapertura de todas las fronteras depende de la situación de cada región del país, por eso estamos en diálogo constante con los gobernadores y con todas las autoridades de cada provincia, para garantizar el cuidado de la salud de todos y todas que es nuestra prioridad”.

Migraciones contra la trata

La Dirección Nacional de Migraciones creó un área de detección temprana de trata y tráfico de personas, desde la que se empezó a capacitar la semana pasada a todo el personal del organismo que cumple funciones en pasos fronterizos para que puedan advertir situaciones en las que se este por cometer ese delito para poder impedirlo.

“El programa apunta a detectar si las personas que entran al país lo están haciendo forzadas o sometidas a una red de tráfico, para eso es necesario capacitar a los inspectores e inspectoras de Migraciones, para que puedan identificar comportamientos compatibles con posibles víctimas de este delito”, explicó Carignano.

La funcionaria nacional señaló que “la capacitación empezó la semana pasada y va a continuar hasta llegar a todos los inspectores de nuestro organismo. Seguramente en breve los trabajadores que se desempeñen en los puestos de frontera de Misiones recibirán toda la información necesaria para estar al tanto de esta política activa que busca evitar que se consume el delito de la trata de personas”.

Seguidamente Carignano destacó que “el centro de atención va a estar puesto, inicialmente, en las provincias fronterizas como Misiones y en las terminales internacionales, porque sabemos que son los lugares por los que pasan este tipo de delitos que queremos erradicar”.

La funcionaria recordó que hace poco, gracias a la sospecha de un trabajador del Registro Nacional de las Personas (Renaper), se pudo desbaratar un caso de trata.

“Porque una joven concurrió a hacerse el Documento Nacional de Identidad (DNI) y estaba nerviosa, no podía mirar a los ojos del trabajador que la estaba atendiendo y todo el tiempo miraba hacia atrás donde había un hombre que no paraba de observar. Ante esta situación el trabajador dio aviso a su superior y se activó un protocolo para auxiliar a esa mujer que era una victima de trata de personas”, mencionó.

Seguidamente Carignano destacó que “la Dirección Nacional de Migraciones tiene entre sus principales objetivos, promover y difundir las obligaciones, derechos y garantías de los migrantes”. Seguidamente destacó que “las víctimas del delito de trata de personas tienen derecho a recibir información, clara y precisa, sobre su situación en un idioma que comprendan y en forma accesible para la edad y madurez de la víctima.”

Perspectiva de género

La titular de la Dirección Nacional de Migraciones también anunció que el organismo firmó un convenio con Renaper para ajustar los requisitos de inscripción de cambio de género de personas trans extranjeras.

“La intención es que los migrantes puedan tramitar en el país la inscripción de sus documentos con el género que autoperciben, más allá de si este coincide o no del que está inscrito en su país de origen, para dar cumplimiento al derecho de la identidad de género que rige en nuestro país”, explicó Carignano.

Así por ejemplo una persona que haya nacido en Paraguay o en Brasil, pero que resida en alguna ciudad argentina ya no necesitará el aval de su país de origen para identificarse en su DNI con el género con el que se sienta representada.

Esta decisión, según explicó Carignano, forma parte de las políticas migratorias con perspectiva de género que se impulsan desde el gobierno nacional.

“Significan una transversalización en todas las políticas de género hacia afuera y hacia adentro del organismo”, destacó finalmente.












FUENTE: EL TERRITORIO


COMENTARIOS:
Lo mas Leido
Seguinos en las Redes
Recomendados