Noticias
Consultas a tiempo previenen malformaciones severas y traumáticas en los pies
A medida que los niños van creciendo puede que se enfrenten con pequeñas molestias o limitaciones a la hora de andar. Los especialistas refieren que ante cualquier síntoma como dolores en el pie, tobillos o piernas se debe recurrir a un centro asistencial, lo antes posible.

09/02/2019


comparte

Los padres siempre deben estar atentos y llevar a consulta periódica a los niños, más si estos presentan dolor, sea en el pie, en el tobillo, en la pierna o la rodilla. También si notan "torpeza" al caminar o con limitaciones de movimiento, tanto a la hora de jugar o cuando realiza actividades físicas.

El Dr. Wilson Fernández de la USF Santa Lucia, Alto Paraná, recomienda a los padres, fijarse en la inclinación del talón hacia afuera, señal de pie plano.

Pie plano

Es también una afección frecuente en niños, una deformación del pie en donde se observa que no se formó o no se ha formado el arco plantar interno del pie.

En estos casos se les ve a estos niños con el empeine del pie en contacto con el suelo.

El arco normal del pie se ve afectado por los tendones que sostienen el pie a medida que el niño crece. Aquí podríamos decir que normalmente sobre los 2 o 3 años es cuando se forma este arco de tendones. Si esa edad notamos que siguen "planos" los pies del niño, es algo que debe llamar la atención de los padres, refiere Fernández.

La medida más común de corrección es utilizar dispositivos ortopédicos, se puede utilizar un soporte de arco en un zapato corriente o zapatos especiales indicados por el ortopedista.

El uso de dispositivos o correctores se da en casos benignos. Igualmente, ya en los casos en el que el niño es mayor, digamos unos 10 años, con síntomas muy acentuados se puede proceder a tratamientos quirúrgicos. Por eso es importante la detección temprana para que el tratamiento sea oportuno y menos traumatizante para el niño.


COMENTARIOS:
Lo mas Leido
Seguinos en las Redes